agosto 2019
L M X J V S D
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Categorías

Desde el principio de los tiempos entre nosotros han existido personas con capacidades extrasensoriales, que son capaces de ver el pasado, presente y futuro, personas que nacen con un don que va más allá de nuestro propio entendimiento, estas personas son los videntes.

Este oficio se ha popularizado con el paso del tiempo, y la mayoría de las personas, por no decir todas, sienten curiosidad por saber que les puede deparar el futuro; así pueden ver de qué manera pueden influir en el presente para que las cosas pasen o para evitar que algo malo pueda ocurrir.

Cada individuo pasa por situaciones diferentes, algunas no tan buenas que les hacen sentir muy mal y caen en la desesperación al no saber qué hacer, el asistir a una consulta de Videncia sin mentiras puede ayudar mucho a encontrar respuestas y soluciones a las situaciones más inesperadas.

al tener indicios de lo que puede pasar en el futuro se pueden tomar acciones en el presente, un vidente sin mentiras te dirá solo la verdad, aunque esta no siempre sea lo que esperabas o no te agrade, lo importante es que hacer con la información que te están dando, para poder tomar las mejores decisiones.

 

Elegir un Buen Vidente

Cada vidente es un individuo diferente, algunos son más cercanos y amistosos con sus clientes, mientras otros prefieren ser neutrales; puedes asistir a una consulta en persona y estar cara a cara con el vidente o simplemente inclinarte por realizar una consulta telefónica.

Para cualquiera de los casos es importante que consideres ciertos aspectos para elegir un buen vidente y no caigas en las manos de charlatanes que solo están detrás de tu dinero; un buen vidente debe ser fiable, es decir, que haga predicciones precisas del futuro.

Que no sean predicciones vagas o datos inexactos que no contribuyan en nada a la toma de decisiones acertadas en el presente, si nos manejamos con predicciones vagas y confusas podríamos tomar decisiones erradas que solo nos llevarían a empeorar las cosas en el futuro.

Cerciórate de cuál es su experiencia, en que área se especializa, si bien un vidente te puede dar predicciones sobre cualquier ámbito de tu vida, lo ideal es que consultes con el que tenga mayor experiencia en el área que necesitas, es decir, amor, dinero, familia, trabajo, negocios.

Cuáles son sus habilidades y otro aspecto importante son las referencias de sus clientes, cuales son los comentarios y testimonios de estos.

 

Los videntes son personas que han nacido bajo la gracia de un maravilloso don, que les ha sido otorgado de manera natural, son los elegidos para ayudar a las demás personas, esto los convierte en los mejores videntes.

Un vidente natural o de nacimiento va desarrollando su don a lo largo de su vida y a medida que lo va entendiendo puede mejorar y perfeccionarlo, puedes tener una consulta presencial, por internet o por medio de una llamada telefónica desde cualquier lugar y a la hora que lo necesites.

Cuando tienes una consulta con una vidente se conectan de forma espiritual, generan un vínculo que ayudará a crear una atmosfera de confianza y empatía entre ambos, al sentirte cómodo contarás cuáles son tus problemas y la vidente te guiará por el mejor camino.

Al momento de decidir acudir a los servicios de una vidente nos surgen muchas preguntas, ya que por desgracia, así como existen las buenas videntes, también existen aquellos que solo buscan estafar a los demás y engañarlos, por te aconsejamos que lo mejor es Investiga de forma correcta.

Trata de conseguir la mayor cantidad de información posible para que no caigas en las manos equivocadas y termines con un problema aún mayor por malas decisiones.

¿Cómo Encontrar un Buen Vidente?

Hay ciertos aspectos en los que debes fijarte para saber que realmente estás tratando con una buena vidente, desde el primer momento una buena vidente te debe informar de cuál es el costo de la consulta, sin que quede ningún gasto oculto, y si la consulta es por teléfono debe informar la tarifa o el costo por minuto.

No siempre las que tienen las tarifas más altas son las mejores, caro no es sinónimo de calidad; una buena vidente conectará desde el primer momento contigo de forma psíquica y de esta manera te dará solo información clara y que se fiable; puede darte información de tu futuro, tu personalidad, cuáles son tus inquietudes.

Si la vidente pregunta mucha debes desconfiar, una buena vidente sin necesidad de que le cuentes tu vida, solo con tu  nombre y tu signo zodiacal tienen la información que necesitan para comenzar con la consulta.

Y por sobretodo fíjate en lo que la vidente te dice, hay muchas cosas que se pueden predecir pero existen otras que no, las visiones que puede tener una vidente están directamente relacionadas con sus emociones en ese momento.

El tarot últimamente se ha vuelto algo más común para la gente de lo que parece pues muchas personas que encuentran dudas o incertidumbres en sus vidas recurren al tarot para responder sus plegarias pero como muchos saben este servicio no es algo que consigues en cualquier lado.

En países como España el tarot se ha vuelto algo en verdad común debido a que la gente que tiene problemas con cosas como su vida amorosa o sus finanzas, para resolver esos problemas o encaminarse hacia la solución la gente recurre a la ayuda de un tarotista.

La gente que recurre a un tarotista regularmente tiene que ser un poco precavida debido a que existen muchos charlatanes o estafadores, por ello la gente tiende a revisar la reputación del tarotista antes de consultarse lo que muchas personas regularmente buscan con ello es orientarse sobre algún problema que tengan.

Leer el resto de esta entrada »

El hombre, a lo largo de su vida, ha buscado respuesta a temas que no logra entender de manera fácil. Ciertamente la ciencia nos ofrece respuestas a determinados asuntos, pero muchas veces esta se queda corta cuando se refiere a temas personales; no nos permite ver más allá y simplemente no es suficiente cuando queremos buscar maneras nuevas para conseguir aquello que ansiamos.

Es por esta razón que nace el esoterismo, con esto podemos encontrar respuestas no solo  acerca de nuestro futuro, sino de nuestro presente y  pasado. De esta manera comprendemos las razones porque las cosas ocurren de una manera o de otra en nuestra vida.

A través de rituales simples o complejos podemos lograr alcanzar aquellas metas que nos parecen imposibles, o incluso solventar situaciones cuyas causas parecen  escapar a toda lógica y por ello no podemos controlarlas de la manera habitual.

El esoterismo emplea incluso pócimas o pociones que al ser aplicadas en nosotros mismos, podemos desde obtener ascensos en nuestros sitios de trabajo hasta conquistar a aquella persona que es objeto de nuestro afecto

Como mencionamos anteriormente también contamos con pequeños rituales que podemos llevar a cabo para asegurarnos de que todo va a salir bien en una determinada situación; tal es el caso de los “amarres de amor”, en los cuales a través de pequeños e inofensivos procesos podemos lograr atraer a la persona deseada.

Otro aspecto importante que abarca el esoterismo, es la lectura del tarot, el cual, a través de la conexión con entidades superiores podemos acceder a una gran cantidad de respuestas que nos permiten saber las causas de ciertos fenómenos que están ocurriendo en nuestra vida y escapan a nuestro entendimiento o bien podemos acceder a datos acerca del futuro que, en caso de conocerlos, podemos estar alertas y cambiar determinadas cosas para evitar que este tenga un desenvolvimiento no deseado.

Regularmente el esoterismo, debe ser aplicado por una persona que posea una especialización en ello, ya que, muchas veces si nosotros mismos intentamos llevar a cabo ciertos procesos sin la supervisión del mismo entonces podemos obtener resultados no deseados o incluso salir lastimados de manera afectiva o anímica.

Los expertos en esoterismo se encargan de velar por la seguridad de sus clientes y están en constante conexión con las entidades superiores que le permiten hacer diagnósticos y proponer soluciones prácticas a aquellas situaciones desfavorables que pueda estar presentando la persona.